Blasfemia en el MxMFIV

#VozdelDihablo

Deicide en México Metal Fest IV

Muerte a Jesucristo… o los que le dieron muerte. Escuchar la palabra “Deicide” puede traer diferentes significaciones a la mente de los que saben de lo que se trata. Es toda una experiencia casi “religiosa”, diría aquel.

En noviembre de 2006, me tocó ver a Glen Benton y compañía de cerca. En esa ocasión, llegaron al recóndito agujero del infierno, suroeste de Coahuila, con una alineación muy especial: Jack Owen como guitarra líder y Ralph Santolla (epd) en el acompañamiento, además del baterista de siempre, Steve Asheim.

Para los comarcanos, la ocasión era muy especial; la maligna presencia de Deicide no pasó desapercibida y la crema y nata de la sociedad “metalosa” se hizo presente. Nunca van todos los que dicen, pero tampoco es que haga falta alguien más.

Benton y compañía deambularon por las calles del centro de la pequeña urbe, entraron al famoso Local Metal, visitaron una estación de radio (según recuerdo), firmaron autógrafos a quienes se toparon (y reconocieron) en el camino, para luego abordar un taxi y llegar a la sede del encuentro con su público, no muy lejos de donde paseaban.

Horas más tarde, Deicide habría de incendiar la locura sobre el escenario en el pequeño local sobre la avenida Abasolo. Devastador. Desde entonces no he presenciado nada igual. Cerca, Vital Remains hace algunos ayeres, pero la noche mágica del 16/11/06 aún vive en el recuerdo.

Actualmente, Deicide se compone por Benton, Asheim, Mark English (guitarra) y Kevin Quirion como el que acompaña en las cuerdas, ¿y saben qué?, no han perdido ni potencia ni “maldad”.

Gracias a la tecnología, podemos revisar conciertos recientes, por lo menos de 2016 a la fecha, y con gusto ratificamos que lo que nos espera en el México Metal Fest IV con respecto a la banda de Florida será un platillo digno de degustar. Fino y atronador a la vez.

En el ‘setlist’ de sus recientes presentaciones predominan cortes de su último trabajo de larga duración, Overtures of Blasphemy, pero también aparecen infaltables de discos como Once Upon the Cross, Deicide, Legion, Serpents of the Light, Scars of the Crucifix y un tema del penúltimo álbum, In the Minds of Evil (2013). En aquel ya lejano 2016, Deicide se encontraba en la promoción del The Stench of Redemption, disco que si bien no marcó época, tampoco desentona en su discografía.

La presencia de este representante del ‘death metal’ de la costa este de los Estados Unidos es muy importante en un festival que cada año se transforma, sin perder nunca su esencia. La banda es respetada a través del tiempo; tanto la vieja guardia como las nuevas generaciones ven con beneplácito su adición al cartel. Para quienes no los han visto en acción, es la oportunidad ideal; para los que ya sabemos de qué se trata, es volver a gozar con endemoniados ‘riffs’ y una voz del “más allá.”

En una charla con quienes convivieron de cerca con Benton y compañía en aquella gira, nos cuentan que al líder de la banda no le desagrada la música de Frank Sinatra, en lo absoluto. Y aunque su comportamiento llegaba a ser natural y cotidiano, siempre guardaba un toque misterioso.

Por cierto, en poco más de dos semanas se cumplirá el primer aniversario luctuoso del guitarrista Ralph Santolla, quien seguramente ha de seguir desde el inframundo cada nota y cada letra que se escribe sobre su historia. Salud por él.

Es todo en esta entrega, denme vida siete días y nos volvemos a leer. See you in hell!

COMENTARIOS

Y tú, ¿qué opinas?
COMPARTE