La banda del futuro en el presente

Un sonido puede perdurar en el tiempo según el eco que produzca. Es así que el ‘thrash’ se mantiene vigente porque hay quienes se encargar de rejuvenecerlo, de perpetuarlo.

Una banda que ha tenido gran participación junto a grupos importantes del subgénero y en festivales de los más concurridos ha triunfado con el estandarte del ‘thrash’ es Havok, con 15 años de trayectoria y varios discos de larga duración en su carrera. El aporte de este grupo no es descubrir el hilo negro, sino de retomar sonidos clásicos de influencias como Megadeth, Slayer o Metallica y revitalizar el metal. 

Fundada por David Sánchez en 2004, Havok grabó su primer demo en ese año y hasta 2007 su primer EP Pwn ‘Em All. Sus letras hablan sobre religión, guerras, política y como buen ‘thrash’ no pueden faltar letras sobre muerte y destrucción. En 2009, grabaron Burn, su primer álbum de larga duración; meses antes de lanzar el álbum su baterista dejó la banda y fue ahí cuando entró Pete Webber, quien se ha mantenido hasta la fecha. En 2010, se va el guitarrista Shawn Chávez y a finales de año entra Reece Scruggs, quien a la fecha aún continúa con ellos. En marzo de 2011 lanzan Time is up, uno de sus mejores álbumes. Dos años más tarde, en 2013, sale Unnatural Selection y en 2017, Conformicide.

Como dato curioso, hay que resaltar que la banda ha cambiado de bajista en cada uno de sus discos de larga duración, y aunque todavía no lo han hecho oficial, Nick Schendzielos (su último bajista) ya no está en la banda.

A nuestro país han venido en diferentes ocasiones, presentándose en ciudades como Mexico, Monterrey, Ciudad Juárez, Guadalajara, Querétaro… Estuvieron en un festival importante en el Foros Sol en 2014 y en el Eyescream Metal Fest el mismo año.

En recientes historias y publicaciones, David se ha visto tocando el bajo en videos, así que si no consiguen un bajista, cabría la posibilidad que al México Metal Fest de este año vengan como un trío, como ya han girado en años atrás.

La trascendencia de una banda va muchas veces más allá de lo meramente musical. Hablé con mi amiga Mariana para hacer esta columna, sé que es una acérrima fan de Havok, de esas que deja todo cuando algo la apasiona. Y me contó porque su gusto por ellos va más allá.

“Los conocí porque un amigo me pasó una memoria con música y ahí venían rolas de ellos, para entonces no me llamaron mucho la atención, pero después escuché la rola de Unnatural Selection y fue ¡boom, flechazo!”, comenzó su relato. “Siempre me he inclinado más por el ‘thrash’ y estos chicos tienen toda la esencia».

“La primera vez que tuve oportunidad de verlos fue en Ciudad de México en 2014, ¡solo fui por ver a Havok! Incluso les llevé una bandera, misma que colgaron en su cuarto de ensayos, me lo dijo el mismo David dos años después cuando fui a verlos nuevamente a CDMX. Ese día le pregunté si recordaba la bandera, me contestó eso, me dijo que lo esperara un segundo y regresó con unas cuerdas de guitarra que me regaló. Al terminar ese concierto, le pedí a Nick (su último bajista) que me ayudara a reunirlos para que me firmaran el tobillo porque quería tatuarme, y él emocionado me dijo que sí y me pidió mi celular para grabarlos. Ahí tienes que ya tengo sus firmas de por vida Jajaja. Y en su última gira me di a la tarea de seguirlos por todo Mexico, pude verlos en tres fechas y de todos me lleve algún detalle que hizo que valiera la pena el tiempo y cada peso invertido en ese viaje. Te cuento todo esto porque son detalles que han hecho que los admire mucho, porque son súper sencillos, o sea  los veo tipo traen todo el ‘power’, son súper talentosos y al mismo tiempo muy humildes”.

Cuando uno escucha a una banda como Havok, amante fiel del ‘thrash metal’, no puede sino enamorarse o volverse loco. Pero cuando conocemos historias como estas, nos damos cuenta que aún hay ‘rockstars’ que están al alcance del humano promedio, el que compro los discos, el que hace al artista. Acá en la Comarca, de donde soy originario y donde aún resido, todavía hay “artistas” que creen que no necesitan de nadie para alcanzar el éxito, ególatras que no ven más allá de sus narices. Pero cuando se trata de vender, andan mendigando por un ‘like’, poniendo su mejor cara, para luego olvidar que se deben a quien consume la música y no a los otros músicos que buscan lo mismo que ellos.

“Creo que es una banda que tiene mucho futuro y David siempre se la pasa trabajando para que la banda siga en el ruedo”, concluye Mariana sobre Havok, una banda que ya pasó de su escena “local” para meterse a los grandes escenarios y aún sin perder el piso.

¡Nos vemos el 30 de noviembre, mis hermanos; tenemos una cita!

Havok en MxMFIV
COMPARTE