#VozdelDihablo

Aún suenan los ecos del México Metal Fest… aún retumban en nuestras cabezas y ya contamos con ansias los días para que llegue la edición V de este portentoso festival metalero; no queda duda, el mejor del país. Y es que aún no se terminaba el evento de este año, cuando comenzó el atronador sonido de la pirotecnia y en la pantalla podían dibujarse ya los logos de tres poderosas bandas: Mayhem, Sodom y Tankard, más algunas otras nacionales. 

Así es, acabábamos de presenciar un histórico show de Emperor en Monterrey y ya pensábamos en lo que vendría. De forma inmediata, se trató de las presentaciones de Dying Fetus y Nuclear Assault, quienes sin necesidad de tener una gran escenografía dieron sendas demostraciones de poder.

La fiesta comenzó muy temprano y desde esa hora ya había cientos de ‘metalheads’ aglomerados en la explanada del estadio de los Sultanes. El acceso, ágil; sin mayor problema. Tremendas propuestas se desgarraban muy al interior del recinto, en el tercer escenario, ante una buena audiencia. Mientras que en los principales aparecieron grupos como Dios Perro y Pactum; los primeros avanzan a pasos agigantados y los segundos, con gran experiencia dentro de la escena.

El ambiente, inmejorable. A kilómetros de distancia, como mil, se llevaba a cabo otro llamativo evento, pero las miradas del mundo ‘true’ estaban puestas en la Sultana del Norte. Y no era para menos. “Esto es el origen de todo, los que inventaron el ‘death metal’ están aquí, de aquí parten ching… de grupos que suenan en la actualidad”, comentaba un asistente del MXMFIV, mi querido Oscar Reza. ¡Acertado comentario!

Qué mejor muestra que Possessed. Una banda que si bien no conserva a sus integrantes más antiguos, sí mantiene la escencia de su incontenible ‘death metal’. Jeff Becerra se ha sabido rodear de grandes músicos que son capaces de seguirle el paso a esa impresionante voz. El nuevo disco, Revelations of Oblivion, es la mejor muestra. Y que demostración de humildad regó Becerra el sábado 30 de noviembre en Monterrey. La leyenda salió a atender a medios de comunicación, donde no ocultó su alegría por estar en el país. Contó la historia del grupo, para los más jóvenes, siempre entusiasta por lo que significa este regreso. No conforme, se paseó un buen rato en la zona de preferente, dónde se tomó decenas de fotos con sus seguidores, siempre amable y con toda la actitud.

La experiencia de presenciar una actuación tan magistral como ésta valió de por sí la entrada al evento, que registró récord de asistencia; podía verse a personas de todas las edades, mujeres y hombres. Quien diga que no estuvo Possessed en forma, que se lave la boca, los oídos y que vuelva a nacer.

La nueva sección de descanso y comida que apareció desde esta edición en el festival es un acierto más, con su respectiva pantalla gigante, para no perder detalle de lo que ocurriera en el escenario.

En lo personal, me siento muy privilegiado de pertenecer de alguna forma a un evento tan importante y poder contribuir desde la trinchera de la pluma… Hoy, digital. Como lo dije al principio, ya contamos los días para volvernos a ver.

Por lo pronto, nos seguiremos leyendo… mientras sobrevivan las letras y el metal. 

¡Gracias por todo, #MxMFIV! 

escenarios MxMFIV

Pin It on Pinterest