MÉXICO METAL FEST   |   29-30 OCTUBRE, 2021

¿Una banda de ‘covers’ en el México Metal Fest? Tendría que ser de alguien que ya no pueda presentarse, alguien que haya pasado a mejor vida, y que sea lo suficientemente grande para que justifique su presencia. Alguien como Death, no hay más.

Este año, el festival más importante de metal en el país trae de todo. De entrada, lo que ahorita preocupa a la comunidad es tener la certeza de que se va a realizar tal y como se tiene planeado. La idea es esa, dijo el Chapulín, y aunque el futuro siempre es incierto, la esperanza se mantiene intacta. Queremos pensar que el tiempo que falta de aquí a la realización del evento será suficiente para resolver al menos la parte de los contagios masivos.

Por lo pronto, nos toca hablar de un grupo que va más allá de ser “de covers”, o “tributo”. Death to All significa la oportunidad (para muchos) de ver un show lo más cercano a la icónica banda liderada por Chuck Schuldiner.

Si bien sabemos que no hay agrupación con una discografía perfecta, la originaria de Florida es de las pocas en las que una mayoría está de acuerdo que casi raya en la perfección. Pero la muerte cortó de tajo con el prolífero proyecto, al llevarse pronto a su entrañable ‘frontman’ y creador. Schuldiner murió en diciembre de 2001 y con ello, se vino abajo Death, abriendo paso a un legado que se mantiene firme.

¿Cómo revivirlo? La alineación del Human, el cuarto álbum de estudio, intentó rendir homenaje. Hoy, Death to All nos presenta a Gene Hoglan en la batería; Steve Digiorgio, bajo; Bobby Koelble, guitarra; y Max Phelps, voz y guitarra, para traer de vuelta los mejores momentos de uno de los pilares más del subgénero en los Estados Unidos y el mundo. Hay, incluso, quienes los ponen como los primeros. Sí, no es lo mismo, eso queda sobreentendido, pero ¿cuándo tendremos oportunidad de asistir a un concierto del grupo como lo conocimos? Nunca. Así que si me preguntas, el proyecto me interesa.

Tres músicos que hoy conforman este proyecto tienen que ver con la banda, fueron parte de ella en algún momento de la historia, más la inclusión de Phelps, quien ha mostrado carácter y personalidad.

Death to All es una apuesta, un homenaje, una oportunidad. Hay que verlo así.

¿Qué hacer si de pronto nos asaltan las ganas de acudir a una presentación de una banda como Motorhead? Poco que hacer. Sus tres miembros originales importantes: Lemmy Kilmister, Phil “Animal” Taylor y “Fast” Eddie Clark están muertos. La banda murió al momento en que Lemmy dejó de existir. Quienes nunca presenciaron un show de ellos en directo, se lo perdieron y no hay mucho que hacer. Nos pasa algo similar a los que no pudimos ver a Death sobre el escenario, que no creo que seamos pocos.

Además, los músicos en escena con una delicia cada quien en su instrumento. Hoglan es uno de los mejores en el subgénero en la batería y la experiencia de Digiorgio está más que probada. ¡Caray!, en este mismo momento me receto Leprosy y de ahí ya tengo en la mira el Individual Thought Patterns y luego Sound of Perseverance. De aquí, hasta que llegue la hora de disfrutar del México Metal Fest en su doble edición, V y VI.

Pórtense bien, camaradas, para que en octubre podamos volver a brindar bajo el mejor escenario de metal del país y uno de los más importantes en Latinoamérica. Y que el Tío Metal, nunca deje de sorprendernos.

Por hoy, me despido. Pero les dejo eso de tarea, dense la oportunidad de volver a vivir. Quedan abiertos los canales de la comunicación. See you!

Death To All

Pin It on Pinterest